martes, mayo 31

Las diosas anti-age según pasan los años

En un lugar muy muy lejano, un cerebro ambicioso dio a luz a una de las criaturas más fascinantes, vendibles y articuladas de la historia de la humanidad: la diva. Ser luminoso, carismático, glamoroso, inalcanzable... hasta ahora. O por lo menos, hasta hace dos años cuando la revista GENTE tomó el guante que arrojó doña Rosa y le propuso convertirse en una diva total, una mujer fatal. Eso sí, sin dejar de ser doña Rosa: preservar la propia individualidad es lo que hace a una diva ser lo que es. Ni más ni menos.
Fue así que en la redacción de la editorial de Azopardo, conciencias sesudas esgrimieron los principios fundamentales del ABC para convertirse en una diosa hecha y derecha.

Episodio I: El ataque de los clones (Julio 2003, edición 1982)
En la foto de tapa, cuatro ejemplares femeninos de la farándula vernácula desparraman su humanidad y gritan a coro que esconden secretos para mantenerse siempre jóvenes, a pesar del paso del tiempo(en algunos casos en contundente avance). El título reza: "Los secretos anti-age de las top". Ellas son: Susana (cada día más cerca del rostro aporcelanado de Cher), Solita Silveyra (lista para formar parte de las huestes de Madame Tussaud), Araceli González (sonrisa Lux)y Andrea Frigerio (divina infaltable). La batalla está librada. ¿Quién ganará?

Episodio II: La derrota de las arrugas (Mayo 2004, edición 2026)
Pobre Rosita, siguió los consejos de las top al pie de la letra, pero el encanto duró apenas unos meses. Atentos, los editores de GENTE recurrieron a la Liga de las Divas por más consejos (léase, más de lo mismo). Sin embargo, el cónclave se vio diezmado. Las alianzas surgieron y las más jóvenes desplumaron a las más vetustas. En resumen, en esta edición el título enuncia "Diosas anti-age", y sólo figuran Frigerio y Araceli. Y arriba de ellas, hace su ingreso triunfal Catherine Fulop (conductora de programa de gym en ESPN y a veces actriz. Ah, también es anti chavista a ultransa). ¿Habrá paz algún día en este mundo divino, pero hoy dividido?


Episodio III: El avance de las curvas (Mayo 2005, edición 2078)
Doña Rosa insiste. El encantamiento se venció y lo suyo ya es adictivo. En la redacción de la revista se cranea una nueva solución y la tapa de este número anuncia: "Los secretos de las diosas anti-age". Sin embargo, esta vez sólo aparecen Fulop (otra vez parada en la foto. ¿Será la líder?) y Frigerio. Más lindas, más remozadas y más photoshopeadas. Sin dudas, la cofradía anti-edad no sabe de escrúpulos ni admite medias tintas. O estás con ellas o serás aplastada. Así de simple. Mientras tanto, Doña Rosa sonríe satisfecha al conocer los "nuevos" secretos para estar cada día mejor, más radiante y única. Y con la tranquilidad que, en contados 365 días, la esperanza se renovará en un nuevo número de GENTE con recetas infalibles de las diosas top.

¿Pero quién ganará el duelo para convertirse en dueña y señora de la tapa? Continuará...

lunes, mayo 30

Ay, Señor Director...

Las cartas de lectores son un género en sí y las del Diario La Nación... bueno, las de La Nación son directamente un caso aparte. Tanto que hace ya unos años editaron un libro, en Espasa Calpe, con una selección de las cartas de lectores. Lo que sorprende de estas cartas es, principalmente, que los lectores se construyen textualmente de una manera más caricaturesca que la que cualquier mortal podría realizar. ¿Los imaginamos preocupadísimos por la tradición, la familia, la patria y las buenas costumbres? Pues sí, pero ellos irán más lejos. La fascinante saga de cartas de lectores indigandos por la suspensión del tedeum en Capital Federal nos da una buena pista. Como diría Sandro de América, "para muestra un botón; los demás, a la camisa":

"Como sucede desde el 25 de Mayo de 1810, una elite, manteniendo su coherencia ideológica a través del tiempo, asiste a la Catedral para rendir el merecido tributo a la Patria, construida por valientes aristócratas democráticos, que hoy como ayer, en tiempos difíciles de la construcción de la república, dijeron presente, rindiendo su más emocionado homenaje." (
Mirá esta y otras perlitas)

Si alguien se hubiera propuesto hacer una carta "al estilo" de un lector de La Nación, mejor no le podría haber salido. Pomposa, solemne y pretendidamente coherente. Pero llegan las preguntas:
¿La Patria fue construida por "valientes aristócratas democráticos"? ¿Y el resto de la gente? ¿Actores de reparto? Convengamos que la aristocracia argentina no nació en tiempos democráticos, ni tuvo, una vez que éstos llegaron, un compromiso radical con los mismos. Y, bueno, mejor ni hablar de su "Coherencia ideológica"...

Ay, Señor Director, las cosas que hay que leer..