miércoles, junio 15

Ni mu

La cantidad de avisos fúnebres que aparecen publicados en La Nación es una buena medida para ver en qué medida el fallecido tenía la sartén por el mango. Parece que Leo Werthein supo tener el mango, la sartén y alguna que otra vaquita también. Los 491 avisos fúnebres una buena muestra de ello. En las casi ¡3 páginas tipo sábana (de dos plazas)! aparecen los miembros más destacados/rancios (elija una opción) de la aristocracia agraria argentina. Si miran con detalle van a ver que están todos, menos las vaquitas. Estas no dijeron ni mu.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ganado, ganado, lo que se dice ganado, pues ya no más: hoy perdió.

Es un chiste un poco oscuro, pero dicen los que saben que el humor nos salva. Y la Salvación es a lo que aspiramos todos una vez muertos.
Mis respetos.
Y una oración en su memoria. (que es ésta que acabo de escribir)

7:25 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home